¿Qué tiene ese café que lo hace tan especial?

Últimamente en todas partes se ve el aviso “Specialty Coffee”, “cafés especiales” con todas sus posibles variaciones, pero ¿que lo hace especial y porque el término?

Existen dos categorías no oficiales para caracterizar el café, comercial y especial, pero ahora ya puedes encontrar cafés especiales en supermercados, ¿entonces a qué estamos jugando? pues sencillo, todo está en saber cuándo un café tiene algo de especial o diferente del mercado, vamos a sacarnos una espinita con este tema.

Todo empezó con el boom del café orgánico, cuando una marca X quería vender, decía “Este café es orgánico, no usamos pesticidas ni fertilizantes” menuda cagada, porque el café cuando se cultiva en cantidades decentes ES NECESARIO, para que el café salga de buena calidad, si no estás tomando un café malo. Ya se imaginarán mi cara cuando me hablaban del tema… Cuando se refieren a orgánico debe tener certificaciones que avalen ese proceso; esto hace que usen fertilizantes y pesticidas naturales, que no son dañinos para la tierra ni para la planta. Bueno, (me saqué el primer clavo). Luego siguió el temita aburrido del “Café Artesanal” para hablar de un café que desde la finca se sacaba ya tostado y empacado, tostado en una olla con fogón de leña normalmente carbonizado de punta a punta, que de esto se sabe, es malísimo, ¿te tomarías una infusión de carbón? bueno, con un café así, lo haces.

Así han pasado varias, como el café gourmet, que es lo mismo que artesanal, pero con empaque más bonito y algunas cositas que varían, pero no mucho; hasta llegar ahora que estamos en el temita del café especial, para denominar un café que tiene atributos especiales, ¡sencillísimo!

Pero cuáles son esos atributos o procesos “especiales” que tanto se llenan la boca diciendo las marcas de café; acaso todos los cafés por malos que sean ¿no son especiales? ¿Lo cultivó alguien con una historia particular? Especial; ¿Viene de una zona caficultora con un origen único? Es especial, sin que necesariamente sean un buen café bueno; incluso, un café malísimo, de los intomables, con una buena compañía en un lugar espectacular es especial ¿no crees? (obvio con tres de azúcar).

Mi ideal es que el café como producto tiene una responsabilidad más allá de su sabor y ni siquiera es vender, es brindar un ritual a la persona que lo disfruta y tiene el deseo de cambiar su día con la experiencia del café, dejarse de creer en tantas notas de cata, procesos diferenciados, tostiones únicas, etc. Para más bien disfrutar al tomarlo en un verdadero ritual, que se entienda y se viva todo lo exclusivo que tiene para ofrecer, sin que tengan que decirlo los expertos. ¡SOLO DISFRUTA TU CAFE! no pido más.

¿Has tenido una experiencia que nunca olvidarías con el café? Quiero conocer las marcas que están haciendo algo diferente, ayúdame a encontrarlas, puedes escribirme (click aquí) y contarme quien hizo tremenda hazaña con tu mente. 

Recuerda unirte a nuestra comunidad de #AdictosAlCafé (click aquí)

Recibe contenido fresco y lleno de cafeína.

Todo lo que un adicto al café necesita.

Procesando…
¡Listo! Ya estás en la comunidad de adictos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: